sábado, 19 de febrero de 2011

BILBO

He tenido que dejar pasar dos semanas para poder escribir sobre ello y no sé si me va a salir.
El día seis tuve que sacrificar a mi perro, Bilbo. Habría cumplido quince años el mes que viene.
El sábado de madrugada oí un ruido y cuando llegué a la cocina estaba fuera de su cama, se había hecho pis, la cabeza se le iba para un lado y no mantenía bien el equilibrio. Me las apañé para sacarlo a la calle pero no sólo se iba dando contra las paredes, sino que era incapaz de levantar la pata. Volví a la cama sabiendo que había llegado el final.
Por mucho que te prepares para ello, es durísimo y hay que pasarlo para saber de qué hablo. Todos aquellos que hayan tenido mascota saben a qué me refiero. Yo no sólo he perdido a mi perro, no señor, es mucho más. Quince años preocupándote por si ha comido, bebido, salido, meado, cagado, vomitado, estornudado o tosido. Quince años alegrándose de verte cada vez que entrabas por la puerta como si llevara siglos sin verte, aunque haga solo media hora que saliste. Quince años yendo a verte por la mañana para darte los buenos días y quince años dándote las buenas noches. Quince años estando ahí incondicionalmente y siempre alegre.
Eso, amigos míos, no se compra con dinero.
Mi casa está rara, muy rara. Entrar en la cocina y no verlo durmiendo debajo de la mesa se me hace extrañísimo. Ultimamente ya no salía a recibirnos porque oía mal, con lo que no era la fiesta de antes. Pero en cuanto se daba cuenta de que habíamos llegado por supuesto que se activaba y venía a vernos. Tenía días que estaba muy apagado y sólo se movía para salir o comer, en cambio otros estaba de lo más juguetón como en su buena época.
Ahora eso sí, cada vez que salía a la calle seguía siendo el mismo macarra de siempre. Nunca tuvo amigos,jeje, no sé como no se lo comió ningún rotweiller, porque siempre tenía que decir el último ladrido. ¡Vaya un broncas! le tenía que haber puesto Gruñón o Broncas directamente. Sin embargo cuando lo vi por primera vez tan pequeñín no pude evitar pensar en "El Hobbit" y el nombre salió automaticamente.
Una de las primeras entradas de este blog se la dediqué al perro de mi padre que murió hace dos años y también fue muy doloroso para mí. La muerte de Bilbo ha sido y está siendo aún más dura. Mi hija, que ha vivido sus trece años con él, lo está pasando fatal. Me queda el consuelo de que ha tenido calidad de vida hasta el último momento. Hasta practicamente el día de antes estuvo perfectamente, la gente no se podía creer que tuviera la edad que tenía cuando me lo preguntaban, estaba hecho un pollo, jajja.
Me quiero quedar con el recuerdo del sábado anterior al que se puso malo cuando nos fuimos a pasar el día a Mazarrón y nos lo llevamos. El tío disfrutó como cuando era un cachorro, se bañó y todo. Fue un día estupendo. Un final perfecto.
Dondequiera que estés, sigue ladrando. ¡¡ Adios compañero!!

Suzy

4 comentarios:

  1. Jopee !
    La verdad es que el cariño que dan las mascotas no se compra con dinero. Y entiendo perfectamente todo lo que has puesto en esta entrada, ya que mi gata Aurora falleció el 21 de Octubre de 2010, por una negligencia médica, no quiso hacerle un análisis completo y murió por causas que no quisimos saber, pues no le hicieron autopsia... Duró con nosotras 8 años, y la verdad que cuesta mucho olvidarla, sus maullidos a las 4 de la mañana, cómo se acercaba sigilosa a la puerta para recibirnos, cuando se estiraba en el suelo, sus cabezazos en las piernas, cuando abría, ella sola, la entreabierta puerta del balcón... son pequeñas cosas que hacen que nunca te olvides de ellos, y te estoy escribiendo esto y se me está corriendo el rímell, jajajajaja.
    Por cierto, cuando me has pasado el papel con la dirección de tu blog me he sentido muy especial, ¿sabes?
    QUE CONSTE QUE NO ES PELOTEO LO QUE TE VOY A DECIR A CONTINUACIÓN, VALE ? jajajajaja
    Que eres una profesora estupendísima, super cuqui,(jajajajaja), divertida, imaginativa... y más cosas. Pero no se lo comentes a nadie, por fa :)
    En fin, me he hecho un blog yo también, jeje, que lo sepas. ^.^
    Bueno, aquí me despido.
    Un meso muy grande.♥

    ResponderEliminar
  2. Suzy!! sé lo que es perder a un amigo perruno, pero ánimo!! es mucho mejor recordar lo bueno y no lo malo.
    Veo que tengo una sustituta este año, Luuziiaa... es tu nueva pelota jaja, yo lo seguiré siendo eee jajaja así que Lucia(supongo que te llamarás así) te nombro caballera pelotera de Susana y además eres miembro de su club de fans...fundado por mi obviamente! jajaja cumple con tu misión...yo también me hice un blog gracias a Susana :D...ayyyy Suzy!! cuanto hecho de menos tus clases de inglés!!
    Besotes!!!tq!!!

    PD: ¿sigues teniendo el broche? xD

    ResponderEliminar
  3. No sólo lo sigo teniendo sino que lo he enmarcado, creí que te lo había dicho. Oye no te equivoques con Lucía que de pelota no tiene nada, dejémosla en fan y además la admiración es mutua desde que la tuve en 1º.
    Menos mal que todos los años aparece gente como vosotras para que no me pida la jubilación anticipada,jeje.
    Gracias chicas.
    Beosssss

    ResponderEliminar
  4. Jejeje !! Que conste que mi nota me la gano ! ^^
    Y es que gente como tu Susana hace que aprendamos a querer el inglés. :)

    ResponderEliminar