domingo, 13 de noviembre de 2011

TRAS LAS HUELLAS DEL CAPITÁN

El pasado puente de los Santos estuvimos visitando tierras andaluzas. En concreto Úbeda y Baeza. Establecimos el campamento base en Baeza y nos dedicamos a recorrer la zona.
Las dos ciudades son Patrimonio de la Humanidad y eso se nota en seguida.
Se las conoce como la cuna del Renacimiento español, con algunos de los mejores ejemplos de arquitectura pública y privada.
Situadas en el centro geográfico de la provincia de Jaén, sobre el valle del Guadalquivir y rodeadas de olivares, alcanzaron su máximo esplendor en el siglo XVI. Pasear por sus calles es en realidad atravesar el túnel del tiempo y aparecer en la España de capa y espada.
Este era, de hecho, uno de los motivos principales que me llevaron a visitarlas, bueno eso y la necesidad de salir de mi casa, jajaja.
Sabía que la película de "Alatriste" se había rodado allí y quería verlo. La idea de alojarnos en Baeza la recomiendo totalmente, a mí me la recomendó Belén, mi compañera de Historia y tenía toda la razón. Las dos ciudades son preciosas, pero el encanto que tiene Baeza, que me perdone Úbeda pero... Baeza está exactamente igual a como estaba en el siglo XVI, vamos que estaba claro que era la localización ideal para la película. Perderse por sus callejones es toda una experiencia, sobre todo de noche. Parece que te vaya a aparecer Malatesta en una esquina, es alucinante, de verdad.
La otra razón de peso era visitar la antigua Universidad, que antes era el Instituto de Segunda Enseñanza de Baeza. El 1 de noviembre de 1912 tomó posesión de su cargo como nuevo profesor de gramática francesa don Antonio Machado. Ahí es nada.
Machado llegó a Baeza procedente de Soria después de enterrar a su joven esposa, Leonor Izquierdo. Se quedó en esta ciudad hasta el año 1919 y aunque llegó destrozado por el dolor, acabó sintiendo esta tierra como algo suya. Vivió con su madre en la calle Benavides y aunque no se puede visitar la casa, el actual inquilino se ofrece para hacer visitas guiadas por la ciudad.
Ni que decir tiene que su aula se conserva intacta y se pueden ver hasta los partes de faltas o la notificación de un aumento de sueldo a ¡4500 pesetas anuales!, esto es 375 pesetas al mes ¡vaya tela! Muy emocionante, para mí por lo menos.

"¡Campo de Baeza,
soñaré contigo cuando no te vea!"
A. Machado

Tanto la Plaza de Santa María de Baeza como la Plaza Vázquez de Molina de Úbeda son impresionantes. De la segunda se dice que es la plaza más bella de España y sin duda es preciosa. La de Baeza con la Fuente de Santa María y la Catedral no tiene nada que envidiarle. Recomiendo que subáis a la torre porque las vistas son espectaculares.
Con el capitán nos topamos de casualidad. Buscando un restaurante para degustar los platos típicos de la zona (lomo de orza, cabrito al horno, paté de perdiz...)nos metimos en uno que está precisamente en la calle donde vivió Machado, c/ Benavides. Se llama La Almazara y cuando estábamos esperando para que nos sirvieran mi hijo se dió cuenta de que había una foto de Viggo Mortensen con el dueño.
Lo mismo nos ocurrió en Úbeda, entramos a una alfarería, la de Tito, que tenía toda la pinta de ser de lo más auténtica, de hecho era eso y más, y también estaba la foto del capitán.
La visita de la iglesia de El Salvador en Úbeda es obligada, no se os ocurra perdérosla.
Es el monumento más valioso y emblemático de toda la ciudad, en especial la Sacristía que es todo un alarde de genialidad. Sin dejar la plaza Vázquez de Molina podéis entrar al palacio del Deán Ortega que ahora es el Parador de Turismo y tomaros aunque sea un café, merece la pena.
Por supuesto no se puede dejar esta tierra sin comprar aceite o al menos probarlo. ¡Qué maravilla de tostadas!
Bueno pues os dejo con un paseo fotográfico por los cerros de Úbeda y Baeza, a ver qué os parecen. Espero que os gusten.

Suzy

1 comentario:

  1. ¡Envidia...! Pero de la mala, eh.
    Antes de morirme quiero hacerme una foto como la tuya, en el aula de Don Antonio Machado.

    ResponderEliminar